Pastel de cerezas con nata


Para la base:
4 vasos de leche
150 grs. de pan del día anterior
50 grs. de azúcar
100 grs. de chocolate negro
1 limón
Mantequilla para untar el molde y harina para espolvorearlo

Para la crema:
250 grs. de cerezas
2 yogures naturales
2 medidas del yogur, de nata para montar
50 grs. de azúcar
5 cucharadas de gelatina en polvo

Para decorar:
2 vasos de nata para montar (el vaso del yogur)
1 nuez de mantequilla
4 ó 5 cucharadas de galletas desmenuzadas
2 cucharadas de confitura de cerezas


Para la base:
Desmenuzar el pan.
Rallar el chocolate
Rallar la piel de limón
Calentar la leche. Una vez que esté caliente, sin hervir, añadir el pan, el chocolate, el azúcar y la ralladura de limón. Remover bien y dejar reposar hasta que la mezcla esté completamente homogénea y fria.
Untar un molde (22 cm.) con la mantequilla y espolvorear con la harina.
Poner la mezcla en este molde y hornearlo a 180º, unos 40 minutos (depende del horno, tiene que quedar endurecida).

Para la crema:
Poner en un cacito 9 cucharaditas de agua y disolver la gelatina, a fuego lento (según las instrucciones del paquete). Lavar las cerezas, secarlas y deshuesarlas.
Añadir la gelatina disuelta y fria al yogur e incorporar las cerezas, reservando unas cuantas para decorar.
Montar la nata con el azúcar, añadirla con cuidado a la mezcla de yogur y echar sobre la base de pan. Dejarla cuajar 3 horas en la nevera.

Para la decoración y montaje de la tarta:
Templar la confitura en un cazo a fuego suave. Extender sobre la superficie de la tarta.
Montar la nata y untar con la mitad de ella el borde de la tarta y cubriendo (el borde) con las galletas desmenuzadas.
Con el resto de la nata montada se forman unos rosetones sobre la superficie y en cada rosetón se pone media cereza.
Dejar en la nevera hasta el momento de servir.